Visual Merchandising y el COLOR

HB_6833

El objetivo principal del visual merchandising  se podría resumir en incrementar las ventas basados en una estrategia de imagen y diseño, ya sea con la implementación de un escaparate para potenciar las visitas o incluso la disposición del interior de la tienda y sus productos. Todo debe estar articulado para animar a los clientes a entrar y permanecer en el establecimiento mientras se consigue que este compre y disfrute de la experiencia lo suficiente como para que regrese.

En cuanto a los recursos del cual el visual merchandising dispone para cumplir esta función se encuentra el COLOR como uno de los más relevantes, no solo porque aporta dramatismo e inspira a los consumidores sino porque es la herramienta MÁS ECONOMICA de la que podemos hacer uso para crear o cambiar nuestra imagen, un ambiente o un escaparate implementándolo a través de la pintura, iluminación, telas y el grafismo.

Los colores son algo muy personal; no todo el mundo tiene los mismos gustos y preferencias. En cada cultura pueden poseer un significado distinto. Por ejemplo, en Irlanda: El color NARANJA tiene un significado religioso para los protestantes, apareciendo en la bandera irlandesa y cuando se junta con el blanco representa paz.

hobbs

Sin embargo algunos colores tienen un significado internacional. El rojo se considera una señal de alerta, porque nos hace latir más deprisa el corazón; quizá por ello, es el color que utiliza la mayoría de los establecimientos comerciales en temporada de rebajas cuando quieren promover el delirio consumista entre su clientela.

Utilizar colores inadecuados puede significar un golpe para las ventas o el fracaso de tu campaña por ello para los visual merchandisers es útil entender los principios básicos del color y qué efectos puede producir en los consumidores. La rueda cromática es el método más efectivo para entender cómo funcionan.

Escaparate

harveynichols

El color es el mejor recurso a nuestro alcance para captar la atención de los transeúntes y crear un ambiente determinado. Ante la duda, siempre es mejor optar por colores brillantes u oscuros. Decidirse por el tono más suave no es nunca tan efectivo y el público puede encontrarlo demasiado predecible, por lo que dejará de prestar su atención: escoger un color crema en vez de un blanco brillante es una opción carente de fuerza y un tono inadecuado de rojo dará una apariencia de rebajas a toda la presentación.

comercios_innovadores_de_bilbao_arnaga_escaparate (1)

Al utilizar el color, vale la pena considerar las connotaciones del propio producto. Un escaparate que promueva productos ecológicos se beneficiará de unos tonos neutros, asociados a los productos naturales, como beige, crema y blanco roto. En cambio, un carnicero nunca debería utilizar el color rojo como telón de fondo de su mercancía, sino más bien el blanco, que siempre parecerá limpio y destacará las piezas de carne. Un joyero especializado en diamantes deberá confiar, sin duda, en un color oscuro e intenso para que las joyas destaquen y brillen.

harvey-nichols-christmas-windows-04

Con algunos trucos es posible cambiar el aspecto de un escaparate. Un color oscuro como el negro hará que un escaparate de grandes dimensiones parezca más pequeño. En cambio, el blanco producirá el efecto de ampliarlo. Pintar o aplicar rayas verticales en las paredes del escaparate expandirá aparentemente su superficie

The following two tabs change content below.
Especialista en store design, visual merchandising y escaparates.. Si desea saber más sobre sus servicios, no dude en escribir al formulario de contacto.

Artículos recientes publicados por Camila Nossar (ver todas)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *