1

 

¿Tienes problemas para vender ciertos productos al final de la temporada?

¡Bajar el precio no es  siempre una buena idea! Aprovechar el potencial de tu marca y entender a tu público objetivo, sí.
Lo normal es que todo cliente busque rebajas, pero actualmente no se conforman con un simple descuento, quieren “LA OFERTA”. Por ello, es bueno reservar esos grandes descuentos a una fecha en particular de ventas bajas y las pequeñas rebajas las puedes usar durante el resto del año, tomando en cuenta los factores de estacionalidad y fechas claves de compra.

1-Define tu inventario

Es lógico comenzar decidiendo que productos son los que entrarán en rebaja. ¡No tiene sentido poner toda la tienda a un SÚPER DESCUENTO si solo queremos impulsar algunos artículos en particular!

Ten presente que al poner un gran descuento en los productos que estarán visibles en el escaparate generarán un mayor tráfico a la tienda, por lo que puedes complementarlo con descuentos en otro artículos más pequeños en interior de la tienda o fomentar la venta de productos complementarios.

¿A qué productos  les puedo o debo hacer un descuento?

 

2

 

  • Productos de la temporada que finalizó y aun no logras vender.
  • Productos que ya no mantendrás para la siguiente temporada.
  • Productos que no van con las tendencias o novedades actuales.
  • Productos complementarios, para fomentar la venta cruzada.

¡Prepárarte para las visitas!

3

Luego de que hayas logrado influenciar al público para que entre a tu tienda, debes asegurarte de que éste tenga una experiencia satisfactoria. Para esto, debes de preocuparte por que la tienda sorprenda y enamore a ese nuevo cliente, asegurando que las posibilidades de recompra sean siempre las mayores.

Organizar tu tienda para recibir al nuevo público atraído por las ofertas es una necesidad, por lo menos si quieres que tengan una buena experiencia de compra (logrando la venta) y se animen a regresar.

Ya sabemos que en tu entrada está la rebaja más importante y que en el interior tendrás otras, pero trata de que no lleguen a parecer un “mercado de pulgas” por tener demasiadas ofertas o que de la sensación de vació por tener muy pocas.
Recuerda que aunque los shoppers o buyers entran por el gancho comercial de las rebajas, no significa que gastarán poco, pero tampoco significa que regresarán a tu tienda.

Si los clientes entran a tu tienda solo por las campañas de descuentos y no encuentran nada más interesante,  no volverán a esta sino es por más ofertas, dejando de lado a los productos que significan mayor rentabilidad y que consideras como más importantes. Tu misión es aprovechar cada visita para lograr una conexión con el cliente, mostrarle el valor de tus productos y de tu marca, y así lograr que regrese por la buena experiencia y no solo por eventualidad del descuento.

4

Pongamos un ejemplo:

Un cliente ingresa a tu tienda con el presupuesto para adquirir una prenda con descuento por fin de temporada (50 soles), sin embargo, el resto de tus prendas tiene un precio promedio de 90 soles por ser de avance de temporada y son las que más convienen vender. Si tu tienda cuenta con un ambiente bien diseñado, que permita una compra cómoda y que no solo las ofertas llamen la atención sino también los productos de lanzamiento, es muy probable que el cliente se enamore de una de estas y, acompañado por la buena experiencia de compra, decida visitarte con cierta frecuencia al encontrar en tu marca un aliado para su estilo.

2-Al finalizar

El impacto logrado después de anunciar tus rebajas irá perdiendo fuerza en un corto periodo de tiempo, ya no tendrás tantas visitas como en un inicio y tienes que planificar una segunda acción para contrarrestarlo, aquí es cuando entran las “Segundas rebajas”.

¡Esto le dará un reflote a tu campaña después de un par de semanas y generará prisa en los clientes para tomar acción!

 

Algo que siempre reitero es la necesidad de la organización y el planteamiento de objetivos. Toda idea debe ser pensada para sacarle el máximo provecho  y no solo que termine siendo una acción de resultado inmediato si puede ser usada para otros objetivos a largo plazo.

Ojala les sirva el articulo y puedan tenerlo en cuenta la próxima vez que planeen una campaña de rebajas.


11231

Los más probable es que no sea una pregunta que sueles pensar en tu día a día, pero si llegaras a hacerla es un indicador de que ya es tiempo de tomar esa decisión.

Un buen consejo es considerar el cambio cada 5 años aprox, debido al tiempo de vida que tiene un concepto de tienda. Después de ese periodo es necesario el replanteo de la propuesta conceptual además de que ya debería de ser tiempo suficiente para recuperar la inversión.

1231231

Una vez en este punto es importante que consideres algunas pautas para la elección de tus nuevos “modelos”.

  • ¿Cuánta inversión puedo hacer?
  • ¿Qué es lo que vendo?
  • ¿A quién le vendo?
  • ¿Qué necesito?
  • ¿Qué es lo que hace mi competencia?

Ten en cuenta que estos “muñecos” mostrarán no solo tus productos como tu mejor vendedor, también reflejaran tu estilo y lo que quieres trasmitir con tu marca y por ende se tienen que considerar como inversión para el éxito de tu tienda.

Al definir tus rangos de inversión tienes que concentrarte en los criterios propios de tu marca ¿Qué productos vendes? ¿A quién le vendes? Y pensar en que objetivos tienes al igual que de que espacio dispones. Hacer un plan con objetivos te ayudará a potenciar su uso y el éxito que tendrás en tu tienda.

Es importante de que investigues lo que hace tu competencia o lo que se hace en el mundo para ayudarte a visualizar que espacio ocupa tu marca o tienda en el mercado y a que quieres apuntar.

Algunos estilos de Maniquíes:

  • Realistas: Estilo clásico que emula el tono de pie. (Target hombre-mujer adulto)
  • Semi realistas:No tienen maquillaje y usan pelucas intercambiables. (Target hombre-mujer adulto)
  • Abstractos:Estilizados y decorativos. Existen gran variedad de poses pero no cuentan con muchos detalles. (Target Variado)
  • Sin Cabeza: De tamaño real, pero normalmente llegan hasta el cuello, no incluyen cabeza. No tienen mucha expresividad. (Target hombre-mujer adulto)
  • Costurera: Básicamente un torso sujeto en un soporte. Ideal para interiores de tiendas de estilo clásico. (Target mujer adulta)
  • Articulados: Permiten una gran variedad de poses al poder articular sus extremidades. (Target Variado)

23123123123

TIPS

  • Usa maniquís de cuerpo entero
  • Es recomendable usar maniquís de color blanco para resaltar tus productos
  • Usa maniquíes a los que puedas agregarle pelucas
  • Evita maniquís con rostro a menos que puedas personalizarlo

Otra opción es complementar tus maniquíes con otros alquilados en distintas poses para que logren crear una idea más compleja y así lograr un impacto en el espectador y a traerlo a tu tienda